9 abr. 2009

Una historia demasiado similar

Hace unos días una amiga me manda un mensaje ”Llámame apenas puedas, no vas a creerme”. Automáticamente la llamé y me contó que se peleó con el marido y se fue de su casa.
Esta amiga tiene, por increíble que parezca, casi la misma historia que yo. Extranjera viviendo en Argentina por motivos de estudio conoce a noruego de intercambio, se enamoran, se casan y se van a vivir a Noruega, precisamente a mi ciudad Trondheim.
Ellos viven juntos, en un pequeño departamento. El estudia y ella trabaja en lo que puede, no ganan mucho dinero, pero es lo suficiente para vivir tranquilos, casi como una familia de clase media en Latinoamérica.
Al parecer todo estaba bien, pero de un día para otro, una semana antes de que ella viajara a visitar a su familia por un mes, él le dijo “no sé si te sigo queriendo, creo que quizás nos apresuramos en casarnos y extraño mi vida de soltero” Ella le dijo que él tenía que pensar bien las cosas y agarro un poco de ropa y se fue a la casa de una amiga a dormir. Durante la semana siguiente ella durmió en la casa de su amiga y fue sólo a su casa para sacar un poco de ropa, guardar todas sus cosas en algunas cajas, sacar un poco de comida (para no incomodar a su amiga) y habló un par de veces con él, quien no se mostraba arrepentido de la decisión pero si amable con ella.
Ella me dijo que ella esta dispuesta a todo para volver con él, que no se quiere ir de Noruega, ni aún separándose, porque eso significaría volver a su país sin nada, ni nuevos estudios, ni marido, ni dinero (no han podido ahorrar). Y que su familia seguramente se lo reprocharía y la encontrarían culpable del fracaso matrimonial.
Ella piensa que él esta abrumado por las responsabilidades de un familia (por mas pequeña familia que sea) y ve a sus amigos de la universidad con envidia por la libertad de la que gozan. El es menor que ella y eso, según ella, hace que no piense en hijos para nada, mientras que ella piensa en hijos en un futuro mediato (5 años máximo). A él le espera un buen futuro como profesional, siendo noruego en Noruega. Ella no puede estudiar en la universidad y no le va bien en el idioma, el futuro laboral no es prometedor.

El ver y vivir de cerca todas estas cosas me hacen pensar qué haría yo en su lugar? ¿Volvería a Perú?, ¿me divorciaría inmediatamente?, ¿lucharía por una relación (unilateralmente)?, ¿lo culparía de todas mis desgracias?

1 comentario:

eMe.Hå. dijo...

sea quien sea tu amiga, espero que las cosas le vayan mejor ahora =(