22 feb. 2007

Ya la vieron?


Estabamos cansados y aburridos en La Paz, no estoy diciendo que sea una ciudad aburrida, pero después de tanto tiempo viajando uno empieza a extrañar la cotidianidad, asi que Trygve y yo decidimos irnos al cine. En cartelera solo dos opciones: la mejor era Blood Diamond, del director Edward Zwick y protagonizada por Di Caprio y Djimon Hounsou, algunas estrellitas mas tambien se hicieron presentes. Supongo que la mayoria que lea este blog la habrá visto, esa es la ventaja de las pelis hoolywodenses, además de ser super famosa por estar nominada al Oscar. Bueno, hasta ahora, por todo lo que voy escribiendo pareciera que no me gusto la peli, pero.. todo lo contrario, la peli es de las mejores que he visto desde hace mucho tiempo. Aparte del estupendo guión, de las actuaciones divinas de los dos principales (de Di Caprio tenía mis dudas pero me agradó muchisimo) y de todos los secundarios, de la fotografía fenomenal que aprovechó todo lo que los escenarios ofrecían y de la exquisita mezcla de música, no cabe duda que lo mejor de todo fue la valentía de llevar a la pantalla un tema tan trágico y tan controversial.


Y no crean que no se lo que estan pensando, siiiii, el tema también aseguró una taquilla multimillonaria y muchisimas personas la han acusado de oportunista, ya que el tratado que prohibe la comercialización de diamantes de conflicto se firmó hace algunos años. Pero no me importan esos comentarios, diganme, cuantos productores se arriesgan a poner sobre el tapete un negocio tan sucio y que genera tanto dinero. Bueno, Trygve y yo nos emocionados muchisimo con esta peli, es tan actual, ahora sabemos que el negocio de diamantes financia guerras, violaciones de los derechos humanos, hace al mundo peor. Y todo por que??? por una piedra que brilla?? No soy ni me quiero hacer la moralista, no creo en las religiones ni en muchas cosas que la gente dizque decente cree, pero esto me hizo reflexionar. Yo era de las chicas que adoraba las joyas, me he pasado muchas horas contemplando revistas y también envidiando los anillos de compromiso de mis amigas. Digo era, porque desde hace ya un par de años, dejé de soñar con principes azules y con anillos costosos. Y ahora mas, como desear algo que hace daño a tanta gente? Como vivir con algo en el dedo que significa tanto sufrimiento?


Por eso pido a todos, dejemos de adorar las cosas inutiles que esta sociedad nos ofrece. Algunos me dijeron que si se puede comprar diamantes que no sean de conflicto, pero yo me pregunto: con la compra de estas piedritas no estamos haciendo que mas gente las quiera?? son tan preciadas porque nosotros las hacemos asi?? y además que otras cosas aparentemente inofensivas financian guerras, masacres, genocidios, etc?. Si alguien sabe de esto, avisenme!! Por ahi escuche que hasta los minerales que utilizan las computadoras son sacados de minas ilegales y en inexistentes condiciones laborales. Terrorifico no?






1 feb. 2007



Para que sirven los clavos si hay piedras??


Canta

Hace 10 dias Trygve, dos amigas y yo fuimos a Canta. Es un pequeño pueblito ubicado al Noeste de la ciudad de Lima, muy lindo, muy tranquilo y, al estar en el comienzo de las montañas, tiene un clima completamente diferente al de la costa. Estuvimos solo dos días allá, pero aprovechamos todo el tiempo disponible. Hicimos caminatas, montamos caballos, paseamos por los alrededores, comimos pan con lomito (imperdible en Canta) y mucha trucha, recorrimos el mercado, en fin, nos involucramos con la ciudad. Obviamente no todo fue color de rosa: las chicas tuvieron una invasión de pulgas en su habitación y un burro decidió descansar muy cerca de nuestra ventana rebuznando toda la noche!!! Ahhh y en una de las caminatas nos encontramos con una serpiente!! no fue una grande, pero fue lo suficientemente terrorifica como para traumarme.
A pesar de estos pequeños inconvenientes fue un paseo increible, el pueblo es impresionante por su vida campestre y los paisajes que te hacen querer comprarte una casita y huir de la siempre perturbante capital.
Aqui algunas tomas que quiero compartir con ustedes.