29 mar. 2010

La fama de los argentinos

Cada vez que hablo de Buenos Aires con alguien que ha estado allá o conoce a algún argentino me dice lo mismo: Todo es lindo pero los argentinos son insoportables (sic). Los adjetivos pueden cambiar: creídos, pedantes, demasiado orgullosos, sobrados, etc.

Bueno, les cuento que esto es MENTIRA.
Antes de seguir debo decir que Argentina es más que Buenos Aires y lamentablemente la gente tiende a juzgar a los argentinos por culpa de algunos porteños (de Buenos Aires).
Ahora, al parecer la mala fama viene de la forma especial que tienen de hablar, de ése acento inconfundible con el que marcan la diferencia donde quiera que van. Pues ése acento no es más que eso, un acento, una entonación...
No crean que esto lo tuve claro desde el principio! Lamentablemente en Perú también existen estos prejuicios, sobre todo porque después de la crisis argentina llegaron un montón de porteños a Lima y se emplearon de modelos, anfitriones, presentadores de tv, etc y unos cuantos hacían más show con sus vidas privadas que con sus profesiones, asi que los pequeños prejuicios que existían crecieron tanto que ahora todos los dan por ciertos.
Cuando recién llegué a Buenos Aires me sorprendió la forma de hablar de los argentinos. Realmente me parecía muy maleducada. Por ejemplo, si le preguntaba a alguien por el horario de un cine, me decían: "y... qué se yo" acompañado de una mueca rara y levantando la mano y juntando los dedos. La primera vez que me pasó realmente pensé que algo estaba mal, o la persona era realmente un cretino o yo estaba preguntando algo muy malo...
Luego, cuando comenzaron las clases de la universidad, en la primera clase que tuve el profesor estaba explicando algo cuando un compañero argentino le dijo "pero vos no podés sustentar eso, sabés". El profe, sin inmutarse contestó de la misma manera y en el mismo tono, y siguieron con la discusión y cada vez levantando un poquito más la voz. Al final la conversación ya no era nada de eso, eran gritos!! Yo miraba asustada qué iba a pasar, imaginaba que o se agarraban a golpes o el profe echaba al alumno de clases, pero nada de eso pasó. Simplemente es la forma en que se lleva la clase!
No es que los porteños te esten tirando mala onda, es simplemente que hablan así! Y lo aprenden desde chiquititos y es lo más normal para ellos. Lo que pasa es que a mi me parecía tan maleducado y grosero porque yo tengo otra forma de dirigirme a las personas (muy limeña) y siempre utilizaba palabras que quizás a los argentinos les parezcan medias boludas... Una vez que tuve claro que la bronca no era conmigo y que ni siquiera había bronca pude disfrutar de Buenos Aires a mil :)
Igual gente con buena y mala onda hay en todas partes del mundo.

6 comentarios:

Carlos F. dijo...

Hola ACDC: creo que con mi comentario me gané una entrada en tu blog a medida para mi. Nuestra forma de hablar es muy típica. Se debe, segun me informé yo hace tiempo, a la consecuencia de la inmigración de hace 100. Cuando recién bajaban del barco, los inmigrantes eran alojados en el hotel de los inmigrantes, se les daba una ayuda económica mísera y luego, a buscarse un trabajo. El hecho era que no había cursos de idioma o algo similar como ocurre en Noruega. Entonces cuando estas persona pedían instrucciones y se le respondía, no entendían. Luego de cuatro veces de explicarle, seguían sin entender. Entonces se recurría al imperativo, tan repulsivo porque se usa para dar órdenes. Por lo menos, hasta que los recién llegados pudieran entender el idioma o que podían confiar en que las instrucciónes recibidas eran las correctas.
Nadie se da cuenta pero la forma en que influyó el idioma italiano en nuestra forma de hablar, es más sutil que la forma en que lo hizo el idioma italiano con el inglés(creando el estereotipo italiano de las películas de Hollywood). Eso sólo lo encontrarás en la forma en que hablamos aqui. Las discusiones acaloradas que presenciaste en la universidad, es bien propio de la herencia italiana.
Además la forma de ser del porteño, sólo se puede entender si se entiende a Buenos Aires. Aun el día de hoy, es una ciudad hostil. La personalidad del porteño es acorde con alguien que tiene que vivir(o sobrevivir allí). Hoy en día nadie elegiría Buenos Aires para criar una familia. Es una ciudad a donde se va en busca de hacer dinero.
Los que priorizamos una familia, vivimos en otro lado, en el interior profundo del pais.
Y a Buenos Aires vamos por unos día nomás.
Saludos

Florencia dijo...

jaja Leiry te voy a contratar como abogada de defensora de argentinos, que buena falta nos haría una. Yo creo que a veces necesitamos estar rodeada de otros latinoamericanos o directamente de gente de cualquier otra nacionalidad para darnos cuenta de que la manera en que hablamos puede ser un poco chocante. No me olvido más un día en que estaba un asado, y el novio de una de las chicas era turco-alemán y hablaba perfecto castellano. Lo habían mandado de la embajada alemana a la Argentina y era uno de los primeros contactos que tenía con argentinos. En un momento la bebé de una de las chicas eructó o algo por el estilo, todos nos reímos y una entre risas dice "pero queeee hija de putaaa!!" El tipo quedó en shock y por más que yo le traté de explicar que no era algo ofensivo y bla bla se quedó muy serio y ofendido por un buen rato. Y así muchas anécdotas...

Liv dijo...

Hola!
Hehe, esos argentinos tienen fama hasta en México!

Recuerdo que hasta había un comercial en la TV (es más, acabo de ir a buscarlo a YT)

http://www.youtube.com/watch?v=1qIwUlRPaEA

Es que en serio eso de los modos es tan raro. Son culturas diferentes, pero si se descontrola uno.. :P

Saludos!

Anti ama de casa desesperada dijo...

Carlos F: Tienes razón, hay algo en las ciudades muy grandes que nos hace rudos en nuestras relaciones, la falta de tiempo, la desconfianza, la necesidad de marcar un estatus, todo esto se refleja en el idioma. Cuando he estado afuera de Baires he notado el gran cambio. Ahí uno se siente mas "querido", aunque quizas uno esta tan acostumbrado a la ciudad que esa calma en el hablar a veces llega a desesperar :)

FLORENCIA: No se me hace nada difícil imaginar la reacción del turco. La primera vez que me dijeron eso a mi casi me caigo!! pero lo peor fue cuando regresé de vacaciones a Lima y decía todas estas groserías delante de mi familia, casi se mueren!!!!!!

Anti ama de casa desesperada dijo...

LIV: Si! los argentinos son famosos en el mundo entero!! el carácter que tienen no los deja pasar desapercibidos jajaja
Buenisima la publicidad, comiquísima :)

Dr. J dijo...

Los porteños son los que nos hacen quedar mal a los argentinos ante el mundo.
Yo soy de la ciudad de Córdoba y tambien sufro esas (des)calificaciones :(

Saludos!