22 dic. 2009

Cómo se tortura a un marido vikingo....

... y de paso a toda la gente que la rodee por estas tierras.

Las dícese "diferencias culturales" son muchas y variadas. Las hay tan serias como para hacer estudios sociológicos y antropológicos, pero también las hay tan minúsculas como las que voy a contar.

Si quiere desesperar a los vikingos y que la miren como bichito raro, haga lo siguiente:

- Cada vez que le ofrezcan café, diga "no gracias, no me gusta, ¿no hay te?"

- Cuando ya la miraron feo porque no le gusta el café, pregunte "¿Y el edulcorante?", observe como abren la bocota.

- Estando a -10° alguien por alli la invita a salir a dar un paseo, a lo que usted responde "pero.... hace frio no?". Observe como la gente no termina de entender que tiene que ver que haya frio y las ganas de no salir.

- Planificando un fin de semana en una cabaña, su primera pregunta es: "¿Hay baño dentro o fuera?". Admírese de la sorpresa con que las otras personas toman el hecho de que el baño sea una cosa importante y decisiva para el paseo.

- Vaya a un restaurante normalito. Después de estar sentado unos 10 minutos, pregunte por el mesero..... Observe la cara de estupefacción.

- Llega a vivir a este hermoso país y su pareja ya preparó todo el departamento para su recibimiento. A la hora de dormir observa dos edredones sobre la cama, uno al lado del otro. Pregunte “¿Nos estamos separando?”

- Hay que hacer una reparación en la cocina. Viene el carpintero, el gasfitero y el pintor. Pregunte “¿No puede hacer uno solo todo el trabajo?” Limítese a escuchar palabras de indignación.

- Ante una crisis en su centro de trabajo, usted se da cuenta que el problema radica en que nadie sabe mandar un fax. Ofrézcase a hacerlo. Observe cara de incredulidad.

- Salen tarde de una fiesta y hay que caminar 10 calles para tomar el último bus de la noche. Sugiera tomar un taxi.

- Estamos en junio, el verano noruego llega a máximas de 19°. Plantee cenar “forikål” (plato típico de la estación otoñal). Escuche las risitas de los noruegos que la rodean.

- Estan de fiesta, las charlas son sobre historias de gente conocida. Alguien cuenta que Pepito engañó a Rosita con Paquita. Diga en voz alta a su pareja: “Si me engañas te mato!”. Escuche pacientemente cómo muy amablemente le cuentan que el asesinato esta penado en este país.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajaj que me rio!!!!!! siiii todo eso pasa!!!! a mi lo del cafe me pasa a cada rato!!! nadie puede creer que no me guste el cafe y que si voy a tomarlo tiene que ser con edulcorante y leche jajajajaja muy gracioso!!!! lo del frio y los paseos es verdad y en verdad todo es verdad aunque cuando amenazo de muerte a mi esposito nadie me ha explicado que es penado por la ley.
saludos!! nos vemos luego!
tengo nombre anomimo jajajaj me lo dio mi cuniada que sonio conmigo escribiendo un blog jajajja: "odelia"

Carlos dijo...

Hola ACDC: te agrego una experiencia muy cómica que me pasó a mi con una amiga noruega: estábamos hablando planificando un viaje de ella a Argentina y le ofrecí que se hospedera en mi casa. Recordando las enseñnanzas de mi abuela, respecto a como tratar a una mujer que no es tu esposa, cuando se habita bajo el mismo techo, le ofrecí una habitación para ella. Ella con cara de estupefacción, responde: ¿Qué? Si yo voy de visita,¿no vamos a dormir juntos?
Saludos

P.D. mi abuela se hubiera caído de espaldas. Plop!

Bek dijo...

lo del café y el azúcar... cada que conozco a alguien nuevo es o mismo. Cómo me hiciste reír con lo de los edredones en la cama, yo tampoco lo entiendo!
Muy bueno, en lo que si no coincidimos es en lo de las reparaciones, acá todo lo quiere hacer él mismo y yo soy la de "y si mejor llamamos al carpintero"?
Saludos!!

Florencia dijo...

Uff, en cuántas cosas me siento identificada. Agrego un par que vienen de propia experiencia:

-siéntase un poco rara o mal y sugiera querer ir al médico. Le dirán que los noruegos no van al médico, que el cuerpo es sabio y que todo se arregla con agua, aire fresco y, en casos extremos, con un Paracet

-Diga "no me gusta la cerveza" o, peor "no tomo". Lo mirarán como a un ejemplar bajado de un ovni recién aterrizado

-Póngale queso rallado a la pasta y pregunte por qué ellos le ponen ketchup a los fideos.

-Trate de explicar que la combinación sour cream + pizza le suena un poco rara al principio

-En el trabajo, no provea a los clientes con solo aquello que le piden, sino que haga un esfuerzo extra para que se vayan satisfechos

-Trate de explicarle a su suegra que conoció a su nueva amiga en la calle, donde se pusieron a hablar de la nada

Uff, hay tantos!

Anti ama de casa desesperada dijo...

Odelia: Es que cuando le digo "te mato" la gente cree que realmente estoy amenazando de muerte jajajaja

Carlos: Que costumbres tan particulares de tu amiga ehhh, dudo mucho que las noruegas que conozco quieran meterse tan facilmente a la cama de los anfitriones. Hay de todo en este mundo, o a lo mejor te encontró irresistible :)

Bek: Ahhh lo que pasa es que nosotros vivimos en un condominio donde todos le alquilan al mismo dueño, entonces el se encarga de todas las reparaciones. Cuando viviamos en el depa de soltero de mi marido, ahí el mismo tenía que hacer todo! Yo también soy de llamar al conserje para que haga todo, hasta matar una cucaracha! (en Lima claro, en Noruega las cucarachas mueren congeladas, por suerte!)

Florencia: Tenes razon, en Noruega ser abstemio es sinonimo de ser ultra cristiano jajajaja y lo de kepchup en la pasta, jamas jamas lo tolero, me malogran todo!!!

Liv dijo...

Por el título, pensé que pondrías: Cómo se tortura a un marido vikingo... llévelo de compras"

Yo también odio la catsup en la pasta, horror!