17 sept. 2008

Dos muertes

Hace unos 9 meses murió el papá de una amiga mía. En realidad es mas amiga de mi hermana menor, pero nos conocemos desde niñas, de la época del colegio porque ambas vivíamos en el mismo barrio y compartíamos la movilidad que nos llevaba a casa. También conocemos a su familia y mis papás siempre se llevaron bien con sus padres.

La noticia me llegó estando aquí en Noruega, así que no pude estar allí para consolarla, ni para escuchar la increíble historia de la muerte de su padre:

Pepe era un hombre de familia, bien parecido, con dos hijos jóvenes, una esposa amorosa a la que conoció de adolescente, con muchos, muchísimos amigos. 
Un día viernes en la tarde, estaba toda la familia conversando luego de que habían vuelto de sus trabajos, y luego cada quien se fue a hacer sus cosas. Pepe no se presentó a cenar, pero no había ninguna sorpresa pues a veces faltaba a la cena porque estaba en la casa de algún familiar o amigo. Al día siguiente, no estaba para desayunar, asi que fueron a ver el coche de Pepe, pero encontraron que estaba parqueado en el garaje de la casa, entonces imaginaron que se había quedado a dormir en lo de alguien.
El día sábado pasó y el domingo Pepe no estaba para desayunar tampoco. Comenzaron las dudas, pero dijeron nada malo puede pasar porque se ha ido sin el auto, y bueno, a veces se demora porque se va al barrio de la niñez y ahí se pone a tomar con los amigos y se queda el fin de semana. Claro que la esposa pensaba regañarlo cuando llegara.
Pasó el domingo y llegó el lunes. Pepe no apareció. El lunes temprano la mamá le dice al hermano de mi amiga: llama a la oficina de tu papá, tengo que hablar con él urgente (todos imaginaban que estaría en su oficina pues Pepe a pesar de darse la pachanga el fin de semana, siempre respetaba su trabajo). De la oficina le dicen que Pepe no ha llegado y que es muy extraño porque esa mañana había una reunión muy importante. Ahora si, completamente preocupados deciden averiguar donde esta Pepe. El hermano de mi amiga sube a la oficina que el papá tenía en casa para sacar la agenda y llamar a todos sus amigos. Pero cuando abre la puerta, ve a su papá, sentado en el sillón, frente a su escritorio, con los ojos cerrados. Pepe falleció el viernes en la tarde y nadie se había dado cuenta.

La muerte nos sorprende muchas veces, pero algunas otras nos da tiempo para prepararnos:

Tengo un tío abuelo que tiene la misma edad de mi mamá. Es el hermano menor de mi abuela materna y siempre ha sido un hombre muy bueno. Se casó con una mujer gorda y, a pesar de que sobran las gordas en mi familia, siempre fue la más gorda y nadie se lo dejo olvidar. No fue mi tía preferida ni nada de eso, pero siempre me cayó bien.
Hace más o menos 5 meses, mi mamá me llama a casa y me cuenta que la tía había fallecido. Una sorpresa para toda la familia, falleció de cancer y nadie sabía que estaba enferma. En el momento de arreglar todo lo del velorio mi tío se entera que ella había dejado un seguro de vida por una suma de dinero realmente considerable.
Además tenía préstamos en el banco que también estaban asegurados en caso de muerte y entonces todas las deudas estaban pagas. Además mi tía había sacado 3 tarjetas de crédito que también tenían seguros de vida y recibieron dinero por eso.
Hace 3 meses habían decidido comprar un departamento (ellos vivían en una casa en las afueras de Lima, que en algún momento fue linda, pero ahora no) y ella había contratado un seguro también en caso de muerte del propietario, así que sólo pagaron las primeras tres cuotas del banco, unos 1200 dólares y el resto se lo condonaron.
Ella hasta se había dado tiempo para comprar el nicho en el cementerio, el ataúd, e inclusive, la ropa que iba a usar ella, el marido y los dos hijos para el sepelio.

Todos nos damos cuenta ahora que ella lo sabía todo (era enfermera) y que decidió no contarle nada a nadie y dejar todo arreglado para que su marido y sus hijos no sufrieran por su muerte. Se inyecto calmantes fuertísimos y siguió trabajando y haciendo sus cosas normalmente hasta que no pudo mas, y al día siguiente murió.

No hay comentarios: