4 abr. 2008

Un festival y muchos recuerdos



Al vivir en una ciudad pequeña y no conocer a mucha gente, una tiene que encontrar actividades divertidas para pasar el tiempo. Kosmorama es el festival de cine que se realiza en esta ciudad anualmente desde hace 4 años. El festival presenta películas independientes que, a veces, han sido mostradas en otros festivales y otorga algunos premios. Para poder llevar a cabo todas las actividades requeridas se necesita mucha gente trabajando en el festival y como aquí los sueldos son muy altos, no se puede contratar a tanta gente, entonces se obtiene ayuda de afanosos voluntarios que disfrutan del cine y tienen ganas de hacer algo con su tiempo libre como yo :)

Al principio me ofrecí como ayudante en las actividades corrientes, es decir, chequear entradas, limpiar la sala de cine cuando termine la película, ordenar asientos, etc. Pero para mi buena suerte, una película mexicana llamada “Partes Usadas” había venido sin previa sincronización de la traducción al inglés, y como yo era una de las pocas que hablaba español, me llamaron para ayudar con eso. Así que me metí a la mismita sala de proyección y vi, en vivo y en directo, como funciona todo. Claro que tenía un miedo terrible de que en lugar de ayudar, termine jodiendo la película, pero por fortuna todo salió bien!. Otra de las sorpresas fue que vino una productora de otra película mexicana y me llamaron para servirle de asistente. Bueno yo mucho de cine mexicano tampoco conozco, así que no me emocioné mucho, pero cuando llegó la productora me di cuenta que era la actriz que hace de mala en la telenovela “Quinceañera”, se acuerdan de ella? la rubiecita “Leonor” que se juntaba con el “memo”. Me toco ir a algunas actividades con ella y sinceramente me divertí mucho. No puedo decir que somos intimas ni nada (jajajaja!) pero estuvo re bueno :)Las ventajas de hablar español!!

Asi que de simple empleadita voluntaria, me comencé a juntar con la crema y nata del cine Trondheniano. Bueno, a muchos yo no los conocía, pero por las agendas que manejaban y por como los miraban los otros noruegos me pareció que eran conocidos. Lo mejor (o peor) era que a veces en alguna recepción nos juntabamos un grupito, que ya nos habíamos visto en algunas proyecciones y reuniones anteriores, y todos hablaban de la última película proyectada y de la estética, la fotografía, y todos tenían sus opiniones y por supuesto todos suponían que yo era o directora o productora o algo asi! Menos mal que nadie me pregunto por mis pelis porque si no plop!!!
 

1 comentario:

Berenice dijo...

jejej qué aventura!
el nombre de "Leonor" es Nailea Norvind y yo ni siquiera sabí aque era directora! Mucho menos he oido hablar de las películas que mencionas. aqui todo mundo vemos los churros gringos y no más.