30 ene. 2007

De costumbres y algo mas

Lo primero que quiero decir es: Extraño a mi novio!!!!!! Han pasado oficialmente 7 horas desde que lo dejé en el aeropuerto rumbo a Cuzco y ya empiezo a sentir su ausencia. Saber que faltan 11 dias para reencontrarnos me consuela pero también me desespera. Es poco tiempo pero es mucho a la vez. Ya sé, fue mi decisión quedarme en casa de mis padres y pasar mas tiempo con ellos, pero ahora pienso que no voy a aguantar 11 dias sin él. Lo bueno es que tengo muchas tareas pendientes: avanzar la tesis!!!, tramitar mi licencia internacional para poder conducir en Noruega (aunque Trygve no tiene auto no se para que quiere que lo haga), sacar todos mis documentos peruanos para la visa y otros tramites, ver a toda la familia que hasta ahora no he visto (y no es poca cosa porque como buenos peruanos, somos una familia tan numerosa!!!), etc. Espero que estas cositas me tengan ocupadita para no extrañar tanto a mi flaquito, seguramente mi mamá se encargará de darme deberes extra, ella es experta!!

Bueno, ahora lo concreto: Leí en el blog de Marina una guia completa sobre las costumbres que debemos tener en cuenta a la hora de ir a Noruega. Lo super recomiendo, aunque nunca he estado en Noruega puedo dar fe que muchas de las cosas que dice son super ciertas y aqui va una experiencia personal:

  • La rigidez alcoholica.- Mis padres, que nos hospedan a Trygve y a mi por las vacaciones, invitaron a almorzar a algunas amigas nuestras (1 noruega, 1 canadiense y 1 estadounidense). La noruega es super amiga de Trygve y también vive en Buenos Aires. Luego del almuerzo nos animamos los 5 a dar una vueltita por la ciudad, como para pasear. Después de algunas vueltas en el coche de mi papá (yo manejaba) nos antojamos un heladito y entramos a la famosa heladeria Laritza. Todo muy bien, viene el mozo, nos da la carta, las chicas piden helados y yo me antojo un chocolate con licor de mandarina. QUEEEEEEEE!!!!!!!! me dice la noruega, muy amablemente por supuesto, yo la miro desconcertada, y miro a Trygve después. Él viendo que no entendia que pasaba me dice: no puedes tomar licor si estas manejando, y menos si estas llevando gente contigo. Mi primera reacción fue decir "pero no es un trago, solo es licor de mandarina, es algo para que le de sabor al chocolate y punto". Trygve no me respondió. Afortunadamente cuando vino el mozo solo le pedí un capuccino con crema y unas galletitas. El silencio de mi novio me demostró que era egoista al pensar mas en el gusto de un chocolate que en la seguridad de las personas que me rodeaban y la mia propia.

Asi es amigos, incluso un poquito de alcohol nos relaja, disminuye nuestra capacidad de reacción, nubla nuestros sentidos y puede provocar terribles accidentes. Moriría si algo le pasa a alguien por mi culpa, sobre todo a mi flaquito. La rigidez frente al consumo del alcohol es algo admirable en los noruegos, no se muerden la lengua cuando tienen que decir lo que piensan, eso a veces es chocante e inclusive aqui rozaría con lo maleducado, pero yo lo agradezco mucho. Gracias a la amiga de Trygve que se atrevió a reaccionar cuando expresé mi deseo y gracias a Trygve que no teme decirme lo que piensa aunque yo no lo entienda.

1 comentario:

Mila dijo...

Hola peque,

y sí, cuando estés en Noruega te darás cuenta que acá la gente no toma ni un ml de alcohol cuando saben que va a conducir. Yo pienso que es muy responsable :)..aunque siempre hay excepciones.
Te recomiendo sacar la licencia de conducir, te puede servir. No sé si planeas quedarte a vivir aquí, pero consíguela..porque una nunca sabe.

Saludos